💥 Semana del Black Friday en Fisiohm
20% de descuento en todos nuestros bonos 💥

TROCANTERITIS O INFLAMACIÓN DEL TROCÁNTER

TROCANTER

Si lo padeces seguramente has oído este nombre tan largo de la boca de tu médico de cabecera o traumatólogo. Por si acaso vamos a repasar un poco de qué se trata la trocanteritis.

El trocánter mayor es un hueso situado en la cabeza del fémur, es importante por ser el lugar donde se anclan importantes músculos del muslo que generan mucha fricción. Para protegerlos hay una bolsa Serosa que hace que se deslicen los tendones con mayor fluidez. Aún así en muchas ocasiones nuestra anatomía o la biomecánica de la cadera y los movimientos repetidos hacen que esta bolsa se inflame generando trocanteritis y provocando mucho dolor.

 

¿Cómo saber si tengo trocanteritis?

-Suele aparecer como un dolor sordo y progresivo en la cara lateral de la cadera que puede irradiarse por el muslo y hasta la rodilla, que aumenta en aquellas situaciones en que se fricciona la bolsa (al sentarse, subir escaleras o al apoyar el peso del cuerpo sobre esa pierna mientras dormimos)

-Incomodidad para dormir acostado sobre ese lado

-Dolor lumbar debido a las compensaciones del movimiento para evitar el dolor.

 

 ¿Quiénes la padecen?

 

Sobretodo mujeres, ya que la distancia entre ambos fémures es mayor, y por tanto el roce es mayor(anatómicamente la pelvis femenina es más ancha que la masculina)

Pero también lo observamos en el ámbito deportivo. Es muy frecuente en los porteros de fútbol y en aquellos deportistas que sufren, como consecuencia de su actividad deportiva, un excesivo rozamiento de la región, como ocurre, por ejemplo, en los corredores de maratón.

Sin embargo, no todas las mujeres ni todos los deportistas llegan a desarrollar una trocanteritis. Existen otros factores predisponentes:

 

– Debilidad en los músculos que separan la cadera, concretamente el glúteo medio; nos llevará a sobretensar la fascia lata y por tanto la bursa que la separa del trocánter.

 

– Alteraciones de la biomecánica de la pierna (diferencia de longitud de las piernas, pie plano o debilidad del arco plantar, artrosis de rodilla…)

 

– Desequilibrio del CORE: una mala activación y mala estabilización lumbopélvica nos puede provocar mayor sobrecarga

 

– El exceso de deporte de impacto con poco entrenamiento muscular va a agravar este problema (Carrera, pádel…)

 

¿Qué puedes hacer?

 

Lo primero es identificar las posibles actividades que hayan podido desencadenar el dolor y modificarlas o suspenderlas hasta que mejoren los síntomas. 

Esto NO significa el repudiado por los fisios: REPOSO ABSOLUTO. Sino buscar actividades de bajo impacto, cambiar el lugar de entrenamiento o el calzado para mejorar la amortiguación y sobre todo puedes ir al fisio.

 

También puedes aplicar frío en la zona durante unos 8 minutos, siempre que tengas dolor agudo.

 

¿Qué puede hacer la Fisioterapia por tí?

 

-DISMINUIR EL DOLOR: 

Cuanto antes pare el dolor, antes empiezas a caminar normal.

 

Trataremos toda la musculatura alrededor de la cadera y también la musculatura pélvica, porque aunque no lo parezca, también está implicada en la estabilidad de la cadera.

 

– TRABAJO ACTIVO PARA PREVENIR: 

Trabajaremos  con estiramientos y fortalecimiento con control de la estabilización. 

Músculos como el piramidal, el tensor de la fascia lata o los glúteos son muy importantes, tanto para el tratamiento como para la prevención, para equilibrar progresivamente la articulación y disminuir la fricción en la zona.

 

También te puede interesar

El lápiz dermal permite la penetración de principios activos y genera gran producción de colágeno y elastina.
Embarazo

ANATOMÍA DE UNA CESÁREA 

    Una Cesárea, ya sea un procedimiento programado o de urgencia, es un trastorno en muchos sentidos para nuestro cuerpo.  Tengamos en cuenta que

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋, bienvenido a Fisiohm, nuestro horario de atención es de lunes a viernes de 9 a 21 horas. Escríbenos y te contestaremos lo antes posible 🙂